Un año de héroes

Confieso que tenía la intención de finalizar con los nombres de los que integraron aquel equipo. Pero he cambiado de opinión. Y no por falta de espacio, fueron muy pocos, menos que los Dolores de Nuestra Madre; tampoco por miedo a que se me olvide alguien, fueron tantas las horas que pasamos juntos que los recordaré siempre.  Sencillamente creo que basta con que nunca se olvide su trabajo. Pues con humildad y silencio hay que vivir esta semana.

Así recordaba en 1996 a los jóvenes que hicieron posible el resurgimiento de la Semana Santa de Santisteban del Puerto, aquella legendaria Comisión Organizadora. Hoy, a 9 de abril de 2020, os confieso que he cambiado de idea.

En este año en que todos los santistebeños más que nunca echamos de menos tambores y clarines, en este año en el que de repente todo se tornó extraño, en estos momentos en los que estamos aprendiendo a pensar de nuevo, a ver al prójimo de otra forma; en este tiempo de héroes, en esta Semana Santa especial, si quiero reocordar el nombre de alguien que fué el alma de aquella Comisión.

Estoy hablando de Mariano Pastor Galdón, fue él quien encauzó aquel laboratorio de democracia que fue la Casa de la Juventud. Un puñado de jóvenes jugando al autogobierno cuando España aún se debatía entre el lastre de sus recuerdos y la esperanza de un futuro; ideas, ilusión, ganas de trabajar, de contribuir, amor a su pueblo … Mariano Pastor fue quien acompañó y catalizó todo aquel proyecto: resucitar la Semana Santa, el Festival de la Canción del Condado,…

Don Mariano nació aquí en Santisteban del Puerto el 15 de mayo de 1943, hijo de Joaquín y de Luisa.
Terminó sus estudios de magisterio en 1962, y estuvo destinado en Castellar y en Camporredondo, antes de obtener su plaza definitiva en Santisteban. Casó con Lucía Romero también maestra en julio de1968 y juntos tuvieron a su hija Luisa.

Conocí a D. Mariano en la escuela, en la vieja Casa de Falange. Mis pocas matemáticas las aprendí de él. Su forma de explicar, la importancia que nos daba a cada uno de nosostros, el interés que nos dedicaba, … No sé como lo hacía, pero ejercía esa pedagogía personalizada tan cara de ver hoy, nos conocía a todos por fuera y por dentro, nos valoraba, nos ayudaba, nos retaba, nos motivaba … Hay quien llama a esto vocación.

Se nos fue hace apenas un mes, discreto, humilde, como fue en vida. Una trayectoria dedicada a los demás. En el otro extremo de la demagogia, para él siempre fue real el concepto de prójimo. Don Mariano llegó a ser para muchos de nosotros un modelo de vida. Parecía tener el elixir de la juventud, activo, dinámico, actual, se iba adaptando a la vida sin guiarse por modas huecas y efímeras. Exigente consigo mismo, con una personalidad estable y un corazón enorme te descolocaba y casi te obligaba a volver a creer en las personas, en la bondad de la gente.
Trabajar para que los demás triunfen, esa si es la vocación de un maestro.

Debo añadir que no he conocido a nadie como él, y no porque fuera mi abuelo. Ha sabido enfrentarse siempre a las adversidades sin quejarse de nada, lo ha dado todo y hubiera dado mucho más… él era así. No esperaba nada a cambio, le llenaba de felicidad ver que la gente estaba bien y sacrificaba lo que fuera de su tranquilidad para ayudar al resto. Una persona que sin muchos medios logró grandes metas, ejemplo de superación y humildad. Ha sido padre de familia por dos veces, ya que para mi ha sido mi padre… con lo cual su labor se ha visto multiplicada y nunca podré estarle más agradecido, solo espero que allí donde esté pueda seguir viéndonos crecer y sonría sabiendo todo lo bueno que ha dejado en vida.

Fran Osés Pastor, su nieto

La caza fue su otra gran pasión. Pero mucho más cerca de Delibes y Rodríguez de la Fuente que del pizpireto etiquetado de botín y sombrero. Cualquiera que haya compartido madrugada con él podrá confirmarlo.
Trabajó incansable por el reconocimiento de las buenas maneras cinegéticas, que las hay. Patrono y militante activo en la Fundación para el Estudio y Defensa de la Naturaleza y la Caza (FEDENCA); ejerció muchos años como Miembro del Tribunal de las pruebas de aptitud para el examen del cazador; formó parte de multitud de congresos cinegéticos por toda España; actuó como Consejero en Mutuasport; Presidente de la Federación Provincial de Caza de Jaén y Delegado en la provincia de la Federación Andaluza de Caza; miembro también de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Caza, ejerció un importante papel en la Comisión Gestora como encargado de las Relaciones Institucionales con la Administración Central y con las Administraciones Autonómicas …
Medalla de Oro al Mérito Federativo de la RFEC en 2011.

Se nos fue de puntillas, discreto, humilde como en vida. Y tan de súbito que no pudimos despedirlo como se merece, embarrados en esta situación extraña.
Hace años compartió conmigo unas secuencias de la Semana Santa de 1979 que él había grabado con su cámara de super-8, en ellas se recogen imágenes de la comitiva de Las Palmas del Domimgo de Ramos y las Procesiones del Santo Entierro y de La Soledad, que él mismo contempla desde su balcón.

Siempre he dicho que detrás de la Semana Santa hay personas que la hacen posible. Valgan estos recuerdos como pequeño pero sentido homenaje a Mariano Pastor Galdón, todo un modelo de vida para los tiempos inciertos que vivimos.
Desde Memoria de Santisteban, vaya por usted maestro esta Semana Santa santistebeña que pronto renacerá.

¡Muchas Gracias Don Mariano!

https://santisteban.org/m/VID-1979-000001
https://santisteban.org/m/VID-1979-000002
https://santisteban.org/m/VID-1979-000003

2 comentarios on “Un año de héroes

  1. D. Mariano Pastor fue una persona humilde y de gran corazón. Los que tuvimos la suerte de conocerlo como profesor observamos en el un Don difícil de describir, llegó a conocer a sus alumnos por dentro y por fuera motivando su enseñanza.
    Fuera de la enseñanza y en lo personal fue una persona siempre dispuesto a ayudar sin pedir nada a cambio y desinteresadamente, lo que es bastante raro en la sociedad de intereses y egoísta en la que vivimos.
    Trabajador incansable, se fue de forma sigilosa, como cuando iba a poner el pájaro de perdiz en el puesto de reclamo, aficción que me transmitió, junto con otras personas y que siempre que pueda practicar recordaré con cariño.

  2. Solo queria sumarme a tu reconocimiento, Jacinto Mercado, que comparto en todos sus extremos. La distancia y el tiempo causa grandes lejanías cuando en realidad todo nos es …¡¡¡tan¡¡¡…cercano y tan propio. Consciente de los riesgos tremendos de opinar sobre una figura coetánea en Santisteban del Puerto (Jaén) y afectado por el apego, los recuerdos, la cercanía y el respeto solo puedo reconocer, desde la RAZÓN y la emoción a -la PERSONA y el MAESTRO CON SENTIDO Y MAYÚSCULAS- que formó parte de mi infancia, adolescencia y juventud, especialmente. No puedo, según mi experiencia, por menos que reconocer por este orden su capacidad humana, de liderazgo, empatía, compromiso y un especial talento para trasmitir, ser escuchado, escuchar, enseñar (que no ADOCTRINAR ), dar y compartir confianza: docencia , pedagogía, sentido común y cercanía en el mismo pack, sin dejar de lado ,después ………con los años, su congruencia ,honestidad,su forma de pensar y su pensamiento crítico, íntimo y personal quizá diferente(como todos). Pedir más era imposible en tiempos inciertos 1970-80 . Gestionar la aventura disruptiva y exitosa de aquella “casa de la juventud” con una nomina de -“213 ejemplares santistebeños 213”-, diversos, diferentes y divergentes mientras se intentaba salir de un régimen local y nacional para adentrarnos en “no sabíamos qué”, en medio de turbulencias y presiones será siempre algo difícil de explicar- sin él-.(creo que calló bastante). Son muchos los recuerdos, que no por serlo tienen valor, si no por las óptimas sensaciones y consecuencias sociales y de relación que entre toda aquella juventud sembró y que tantos éxitos granjeó en aquel viejo pueblo con el paso del tiempo. Para los que, como yo, compartimos momentos personales imborrables con él , siempre será Don Mariano: su huella, su actitud, su disposición y su apoyo, sus gestos, sus pros, sus contras. Para el resto …..su inconsciente herencia, esa que une eternamente el respeto a una forma de ser y un “Don” no económico, ni rural, ni social, ni interesado, ni protocolario ,ni político. Mi último contacto directo con él tuvo por objeto entregarle una información solicitada para un discurso o pregón. Se la di en mano, original, única, probada y cierta como pocas. Semanas después supe que él mismo se había evitado cuando -él mismo- era el protagonista de una GRAN obra. Eso se llama HUMILDAD. La distancia y el tiempo jamás borra una huella. Uno es lo que ÉS , por qué lo es,cuando lo ES y como lo ES, antes o después ….GRACIAS MAESTRO POR SER, por que siempre lo fuiste para mi, por estar, por esa mano que por última vez, sin saberlo, estreché …. Gracias siempre Don Mariano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *